Sunday, October 19, 2008

Los sentidos despiertan

¡Qué rica la vida! La gozo con todo mi ser.

El aroma del primer café de la mañana,
Las hojas caídas del otoño
Y el humo de una chiminea

El amargodulce de mi cafecito
La mantequilla
Y el pan recién salido del horno

El amarillo, el anaranjado, el rojo, y el café que decoran el cielo
El perfíl sonriente de mi hijo
Y las miles de personas alegres en el estadio, animando al equipo

El ritmo de la banda, marchando en la cancha
La gente cantando en una voz
Y el viento haciendo susurrar los árboles

El sol caliente en mi cara
La brisa fría, mi suéter protegedor
Y las frazadas suaves que me cubren al fín del día.

Tantas razones por ser felíz en un día
Entonces…
¿Por qué este dolorcito? Esta lágrima?

2 comments:

The Fearless Blog said...

Interesting!

I was not expecting the ending. El dolorcito?

Perhaps with all we have, all the love, the people and things there is always something missing? Something we cannot pinpoint and yet we know too well? I will need to think about this more and read again.

Age, time a longing for the past, what is gone and what will not return?

Mr. Magoo... said...

Hay una gran cantidad de dias en los que me encuentro con esa sensacion, y me he descubierto con una lagrima en mis ojos, oculto, escondido, con el nudo en la garganta... sin explicacion alguna o aparente.
Hermoso poema.