Monday, September 1, 2008

Esperando el primer día de clases

Se me acabaron las vacaciones de verano. Pero, dentro de unos días, celebraré el primer día de clases. Es una época bastante emocionante para mí. El comienzo del año escolar está lleno de esperanza y posibilidad. Tengo ganas de poner mi todo en este trabajo que llena tanto, frustra demasiado, cansa mucho, abre puertas, y significa todo.

Me imagino que los chicos tambien estan sintiendo algo de emoción y ansiedad. Seguro que algunos han salido yá con sus padres a comprar la mochila, los lápices, algunos cuadernos, y varios otros útiles escolares que tanto fascinan (ántes de usarlos con motivo). Algunos estarán pensando, “¿Cómo será la maestra? Habrá mucha tarea? Encontraré amistades?”

Sé también que algunos de mis alumnos nuevos nó esperan el primer día con el mismo entusiasmo que los demás. Estos son los chicos a los cuales les falta algo – comida, cariño, seguridad, confianza en si mismo,o las destrezas más básicas para poder tener éxito en la escuela. Para estos niños, la escuela es un lugar por temer. Espero cambiar esto.

Doy la bienvenida a cada uno de estos niños a nuestro salón de clase. Lo he preparado con mucho cariño. Los escritorios estan puestos en orden. Encima les he puesto lápices de color, tijeras, cuadernos, reglas, el texto de lectura, y tantas otras cosas para que podamos comenzar a trabajar de una vez. Tenemos de todo en nuestra escuela. No falta nada. Hasta he puesto cortinas en las ventanas, plantas verdes en los estantes, y coloqué unos Plug-Ins en los enchufes para que el aroma de canela y manzana nos haga sentir en casa.

La puerta está abierta para aprender.

No comments: